Se desconoce exactamente el momento histórico en el que el hombre comenzó a almacenar y conservar la comida para poderlos consumir posteriormente, pero parte de la experiencia acumulada en la conservación de algunos alimentos es todavía aplicable en nuestros tiempos, como las técnicas del secado, ...